TEXTOS | 02-2022 archivos

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza
↑ 03-2022

16-02-2022

Los paraísos del texto


41g55hWSIvL._SX309_BO1,204,203,200_.jpg

Abdulrazak Gurnah, Paraíso. Traducción del inglés Sofía Noguera Mendía, Salamandra, 2021

Felizmente a veces, y muchas veces, el Premio Nobel sirve para descubrirnos autores y obras que de otra forma no hubieran llegado a nuestras manos, a pesar de tener méritos sobrados para ello. Ello puede darnos una idea de nuestra limitada cultura literaria, pero también de la imposibilidad de abarcar una ingente producción de la cual se nos escapa casi todo. 

Nos hubiera encantado leer en su momento (1994) esta novela de un autor africano que cuenta historias del primer colonialismo y sus efectos en un mundo ya de por sí fragmentado en lenguas, etnias, valores y aprecios y desprecios mutuos, y donde la llegada de los europeos acentúa aún más ese mundo caótico, sin resolver prácticamente ninguno de sus problemas. 

Pero la novela no necesita el apoyo de la crítica poscolonial para que podamos apreciar sus méritos narrativos, como novela de aprendizaje de un adolescente agraciado, Yusuf, que se ve envuelto en situaciones disparatadas y de las que sabe sobreponerse con suerte y dignidad. Seguramente este personaje tiene algo o mucho del adolescente que fue Abdulrazak Gurnah en su país natal, del que tuvo que huir refugiándose en Inglaterra, donde su vida se encauzó como profesor y escritor atento a la crítica hacia el colonialismo. 

Pero la novela tiene mucho de imaginación poética, relato colectivo, búsqueda de una identidad, y ensoñación mágica, que le da méritos que podríamos reconocer en un escritor de raigambre europea o norteamericana, sin dejar de ser a la vez la escritura de un autor africano que mira con cariño y perplejidad su propio pasado. 

Por otra parte, nos adentra en las complejidades de la relación entre etnias, intereses y culturas, cuando el elemento dominante es la búsqueda de las ganancias comerciales y la supervivencia. 

En el fondo es una crítica a un conjunto de valores imperantes en la sociedad humana pasada y presente en los que el valor del dinero es el supremo valor que guía y confunde nuestras vidas orientándolas en un sentido radicalmente erróneo, pero que nadie discute o se atreve a poner en cuestión. 

El Paraíso que aquí se evoca es tanto el mundo natural, con su gran belleza,  como el mundo cultural creado por el hombre en sus ensoñaciones más nobles, pero del que de una forma u otra, en uno u otro caso, nos expulsan o nos hemos expulsado, pero que sigue latente en nuestra sensibilidad esperando ser descubierto y habitado. 





10-02-2022

Las fuentes textuales del tantra


Tantra y sexo.jpg


Óscar Figueroa, Tantra y sexo. Antología de fuentes clásicas. Estudio, selección y traducción del sánscrito. Editorial Kairós, Barcelona, 2021

Esta obra contiene una antología de fuentes clásicas sobre Tantra, que Óscar Figueroa ha traducido personalmente. Recopila textos de fuentes saivas y saktas, de fuentes budistas, de diversos intérpretes clásicos y de fuentes tardías. 

No pretende ser una antología exhaustiva, sino que se ofrece como muestra representativa de un fenómeno que se ha desarrollado durante varios siglos, en época histórica. 

Los cultos tántricos no se han podido salvar de las lecturas colonialistas y orientalistas, de la aproximación secularizadora y de su inserción en los mercados de la espiritualidad new age

Esta obra traduce por primera vez al español desde el sánscrito varias de esas fuentes con el fin de que hablen por sí mismas, fuera de los estereotipos que se han creado sobre la sexualidad tántrica. 

La obra contiene una excelente introducción en la que sitúa las relaciones de tantra e interiorización dentro de la cultura espiritual del hinduismo, lo cual nos permite entender su sentido original y sus derivaciones seculares, tanto dentro de la India como fuera de ella. 


07-02-2022

Textos para la plena atención





arte de la atención.jpg



Shaila Catherine, El arte de la atención plena. Manual de meditación mindfulness, jhana y otros estados de claridad mental. Ediciones Dharma, Alicante 2018

En esta obra, Shaila Catherine expone con detalle y experiencia los estados meditativos de absorción, llamados jhanas, que han sido y son motivo de cultivo de la atención plena de meditadores desde hace milenios. 

Todas estas prácticas están basadas en las enseñanzas de Buda del canon pali. Estas enseñanzas no estaban reservadas a personas especiales ni a los miembros de la orden monástica, en época de Buda los practicaban laicos y todos podían obtener sus beneficios. 

Para llevar a cabo su práctica se requiere involucrarse en el conocimiento de la propia mente y tener cierta destreza en el desarrollo de la atención plena. 
Para su autora, estas prácticas fortalecieron su nivel de concentración y le permitieron una experiencia de felicidad absoluta. 

Cuando una vez se le preguntó a Buda: “¿Por qué algunas personas están liberadas y otras no?”, no dijo que los meditadores más concentrados alcanzan la liberación, respondió en cambio: “Todo aquel que se aferra a los objetos percibidos por los sentidos no puede alcanzar la liberación. Todo aquel que detenga el aferramiento estará liberado”. 

Como dice su autora al final de la obra: “Estabilizados por jhana, no os aferramos a nada y conectamos con la verdadera naturaleza que subyace a todo”. 






05-02-2022

Historia novelada


el-ano-de-la-muerte-de-ricardo-reis-4221.jpg


José Saramago, El año de la muerte de Ricardo Reis, 1984

Esta es la novela por la cual José Saramago se hizo famoso en España. También es el libro que, como confiesa el autor, más le gusta, el que está más dentro de él. 

Ricardo Reis es uno de los 70 heterónimos de Fernando Pessoa. Sobre él y sus relaciones con su creador se construye toda la novela, que además es una crónica social del momento histórico que se vive en Portugal, en España y en todo el mundo, en el año 1936. 

Ricardo Reis es un poeta lírico que oculta su identidad de poeta bajo la pose pública de médico, que emigró a Brasil cuando se proclamó la República en Portugal, ya que él era monárquico. Allí pasó 16 años, hasta que recibe un telegrama de Álvaro de Campos, otro heterónimo de Fernando Pessoa, anunciándole la muerte de su mentor. Inmediatamente toma un transatlántico y regresa a Portugal, al día siguiente de su llegada asiste al entierro de Fernando Pessoa. 

Se hospeda en el hotel Braganza durante tres meses, y allí conoce a Lidia, una camarera del hotel con la que mantiene relaciones, y a Marcenda, una joven que tiene su brazo izquierdo paralizado, sin posible cura. Estos dos amores le sirven para seguir componiendo sus poemas. 

Al final, se marcha del hotel y busca un piso propio en la Plaza de Santa Catalina, desde donde puede ver el río y los barcos del puerto, así como la estatua del gigante Adamastor. 

Lo más curioso de su vida es que de vez en cuando aparece el propio Fernando Pessoa, ya difunto, y mantiene con él charlas muy amenas. Es un difunto que tiene un plazo de ocho meses para seguir en contacto con los vivos, a los que puede ver y con las que puede conversar, aunque estos nos siempre lo perciban. Sin embargo, ha perdido la facultad de verse en los espejos y la de poder leer libros. 

Por eso, Ricardo Reis le informa del estado del mundo, leyéndole los periódicos, a través de los cuales el lector se informa de la situación del Portugal Salazarista, del alzamiento militar en España, del auge de la Alemania nazi y del estado del mundo. 

Finalmente, cuando han pasado los ocho meses de plazo, Fernando Pessoa va a casa de Ricardo Reis a despedirse de él, definitivamente. Pero este se siente muy cansado y desilusionado de la situación del mundo, de sus propias relaciones amorosas, y decide irse con él, caminando juntos hacia un lugar sin retorno. 

Gracias a los frecuentes paseos de Ricardo Reis por la Lisboa de la época, podemos visualizar sus principales lugares, ya que Ricardo Reis es un excelente flâneur y atento observador del mundo que le rodea. 
Asombra el acierto con que Saramago le da vida propia a un heterónimo de Fernando Pessoa, del que, por otra parte, poco se sabía y que sin embargo llena plenamente esta amplia novela. 



↓ 01-2022