TEXTOS | 09-2020 archivos

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza
↑ 10-2020

20-09-2020

Relato tejido de citas intertextuales


portada_esta-bruma-insensata_enrique-vila-matas_201902280915.jpg

Enrique Vila-Matas, Esta bruma insensata. Seix Barral, Barcelona, 2019

Es una delicia volver a comprobar cómo Enrique Vila-Matas se supera a sí mismo en cada intento de escribir una novela en que se cuente una historia, más allá de ser al mismo tiempo un elaborado ensayo sobre la construcción de la narración a partir de todo lo dicho y contado previamente y lo que queda aún, si cabe, por explorar, como si fuera un ejercicio oulipiano más. 

Así ocurre en esta su última novela Esta bruma insensata, cuyo título está sacado de una cita de Raymond Queneau que encabeza la obra. Ahora ensaya de forma deliberada y autodicente esta novela de ficción intertextual, construida a base de citas explícitas que relatan cada acontecimiento como la mejor forma de contar algo por parte del narrador protagonista, un coleccionista de citas, que sirve a su hermano, autor de éxito en Nueva York, para que las utilice en sus novelas. 

Estas dos figuras, la del coleccionista de citas y la del autor de éxito que apenas recompensa el material que recibe, muestran las dos caras del autor modelo, su lado creativo y su lado recreativo, las dos figuras en las que se desdobla Vila-Matas. 
La historia se inserta en los acontecimientos de la declaración unilateral de la República de Cataluña, y sus sucesos callejeros, que de alguna forma aparecen a la vez que la historia alcanza su máxima intensidad, con el encuentro de estos dos autores, que además son hermanos enfrentados por cuitas familiares, en la Barcelona de ese momento. 

De alguna manera se trata de darle forma literaria a una situación histórica, pero liberándola de tendencias políticas, viéndola como algo que les acontece a los personajes de la novela, sin que se vean envueltos del todo en ellos. 

Y al mismo tiempo se cuestiona la capacidad de la novela como testigo de su momento y de la vida real e imaginada de unas personas imbuidas completamente por la literatura, que inevitablemente está sometida a las inescrutables leyes del mercado: esta bruma insensata



14-09-2020

El texto generador de imágenes


Arnau41ggWdGGCNL._SX328_BO1,204,203,200_.jpg


Juan Arnau, Historia de la imaginación. Del antiguo Egipto al sueño de la ciencia. Espasa, Barcelona, 2020

Esta reciente obra de Juan Arnau nos ofrece un amplísimo recorrido por las relaciones entre el pensamiento, el mito, la creencia y el saber aceptado, desde Oriente a Occidente, pasando por las principales concepciones y motivos, que tienen como núcleo el papel de la imaginación creadora para la cultura y la vida humana de todos los tiempos. 

Un recorrido tan amplio y variado solo lo podría haber hecho un estudioso de las religiones y creencias como es Juan Arnau, viajero por Oriente y conocedor avezado de la lengua y cultura de la India. 

Y lo hace con agilidad, de forma amena, estableciendo continuos paralelismos, mostrando analogías, desentrañando enigmas que no podrían hacerse de una visión estrictamente académica, sin dejar de lado el rigor y el método. 

La imaginación creadora tiene una base indescifrable en nuestro propio inconsciente, pero nos acompaña y nos alimenta, siempre que la cultivemos y le demos voz, mediante la reflexión, la indagación, la meditación, no dejándose llevar por la creencia imperante en cada época o sociedad. 

Lo imaginal existe en todos los tiempos y culturas, hay muchas analogías entre las propuestas de diversos pensadores y buscadores de la verdad, que han dejado testimonio de ello en sus obras o en la tradición que los acompaña. Es una parte de nuestra psique y está arraigada tanto en la naturaleza biológica como psíquica y espiritual. Podremos conocer mejor sus resultados que el funcionamiento mismo de esta parte de la mente que nos constituye, nos vincula al Todo y orienta nuestro deambular. 

↓ 08-2020