TEXTOS | 08-2020 archivos

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza
↑ 09-2020

18-08-2020

Texto deleitante


UCOc1ce8cf4b2f57b71c53f72163cd92553-300x0-c-default.jpg


Umberto Eco, Cómo viajar con un salmón. Lumen, Barcelona, 2020
Una obra desenfada, llena de humor, satírica muchas veces, que despierta a una visión alternativa del mundo cotidiano, e invita a nuestra creatividad. Contiene reminiscencias del Diario mínimo, y del Segundo diario mínimo, influida por las vanguardias y los talleres literarios, nos recuerda las Historia de cronopios y de famas, de Julio Cortázar, y sus capítulos de instrucciones. 

Reconforta ver en las librerías una nueva obra de Umberto Eco, quien ya hace algunos años que nos dejó (2016), librados a nuestra suerte. Parece querer revivir en esta obra, como si estuviera todavía con nosotros, recordándonos la ilusión que nos causaba cada nueva obra suya, literaria o crítica, que cada cierto tiempo aparecía bajo su autoría en las librerías, como novedad, con un aire fresco y un reto para nuestro entendimiento. 

Nos recuerda siempre que la lucidez y la cordura es el mejor antídoto para todo disparate, muchos de los cuales se han instalado en nuestras vidas o en la sociedad sin apenas darnos cuenta. 

Algunos capítulos cobran una especial actualidad, sobre todo el titulado Cómo evitar las enfermedades contagiosas, cuyas instrucciones parecieran premonitorias. Resulta difícil leer estos capítulos y no terminar con una sonrisa de inteligencia, cuando no con una sonora carcajada. 

De nuevo Umberto Eco nos acompaña con una obra abierta, sin necesidad de forzar los límites de la interpretación, en este mundo de apocalípticos e integrados en la cultura de masas, en un camino que fácilmente puede llevarnos de la estupidez a la locura, de cuyos últimos resultados supo librarse a tiempo. Aunque siempre nos cabe la posibilidad de reintegrarnos en los mundos posibles de los bosques narrativos, evitando en todo caso El cementerio de Praga



11-08-2020

De nuevo el Paris de Modiano


cOMIENZOSxthumb_20715_portadas_big.jpeg.pagespeed.ic.1Dvrj2fEFW.jpg


Patrick Modiano, Nuestros comienzos en la vida (Título original: Nos débuts dans la vie, Paris 2017), Anagrama, Barcelona, 2018

Esta obra de teatro de Patrick Modiano la publicó tres años después de recibir el Premio Nobel, junto con la novela Souvenirs dormants. Desde entonces no ha vuelto a publicar nada más. Parece como si ambas obras fuesen su testamento literario, su despedida de la literatura, algo que sus lectores más fieles lamentaríamos. 

Modiano no ha publicado apenas obras de teatro, pero el teatro forma parte de su biografía y de su propia vida, pues su madre fue actriz de teatro y cuando era pequeño la acompañaba en los camerinos. Por eso, la figura materna aparece en esta recreación autobiográfica de su vocación de escritor, que tuvo que abrirse paso entre muchas dificultades, pero que al final se convirtió en un logro completo, coronado por la recepción del Premio Nobel, un galardón que a veces ha supuesto el final de la producción de diversos autores. 

La obra en general de Modiano se centra en su juventud y a veces incluso en los años de la ocupación de París o de la postguerra. Una época en la que él era un niño, pero que sabe recrear como nadie y que constituye el núcleo de su universo literario. 
Pero ese Paris que tantas veces aparece en sus obras, también en esta, ha cambiado radicalmente, aunque para Modiano todavía sea posible encontrar rincones, fachadas, pasajes, que mantienen la huella de un pasado que ha sido la sustancia de su vida y de su obra. 

El mundo teatral y las obras de teatro aparecen directamente reflejadas en esta, mediante la puesta en abismo. Toda la obra transcurre en el interior de un camerino y en el propio escenario donde se representa una obra de Chejov, La gaviota. Pero Modiano altera y mezcla los tiempos, proyecta sus comienzos y los engarza con sus finales, busca en el pasado y en el sueño las huellas de la ausencia y al mismo tiempo realiza una cierta vindicación de los obstáculos que tuvo que superar para que ese joven de 20 años, sin medios algunos de vida, pudiera abrirse paso por sí mismo en el mundo literario, precisamente siendo siempre fiel a sí mismo a través del ejercicio de la escritura. 

Como siempre en sus obras se mezcla la realidad con la imaginación, la memoria se puebla de rostros, evocaciones y fantasmas entrevistos de un mundo que, aunque ya no existe, pervive en sus obras. 


09-08-2020

Textos errantes


errantes9788433980533.jpg


Olga Tokarczuk, Los errantes, Cracovia 2007, Traducción al español Anagrama, Barcelona, 2019

Libro de viajes y de viajeros, de personas que deambulan por el mundo de su existencia un tanto desconcertados y sin rumbo, buscando algo que no encuentran o tal vez buscándose a sí mismos. 

La principal viajera, en este caso, es la propia autora convertida en narradora de sus propios viajes y de otros ajenos que se van interpolando y construyen una historia de historias, una novela río que pretende abarcar los misterios de la existencia humana, a través del desplazamiento espacial y temporal, siendo la propia vida el viaje principal de cada cual. 

Es también una novela reflexiva, psicológica, filosófica, que no tiene respuestas para los problemas que plantea, pero sí sabe mostrar las preguntas que inquietan a la propia viajera, que mediante la contemplación de la anatomía del cuerpo humano y la escritura pretende apresar de alguna manera el secreto volátil de la existencia. 

Se explora ampliamente la psicología del viaje y de la viajera, muchas veces solitaria y que busca su tierra prometida sin saber dónde se encuentra. La novela se desmadeja a veces en notas breves, en apuntes tomados al vuelo, en reflexiones. Va acompañada de mapas que en realidad no ilustran itinerario alguno, sino que se muestran como reflejo ancestral del territorio. 

Podemos entender la novela también como un manual de viajeros errantes y de la propia errancia que desde su punto de vista supone el deambular humano, tanto interior como el que puebla los sueños. 

Acompañar a Olga Tokarczuk, la escritora polaca galardonada en 2019 por el Premio Nobel de literatura, en estas errancias es situarse también en la perspectiva de los errantes viajeros de la literatura de viajes como uno más de esa inmensa cohorte, en un itinerario que en muchas veces es doloroso y desconcertante, otras revelador y en ocasiones momentáneamente reconfortante. 

↓ 07-2020