TEXTOS | 12-2019 archivos

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza
↑ 01-2020

29-12-2019

Existir en el texto


51h8UbEyLuL.jpg



Marguerite Duras, Écrire, Gallimard, Paris 1993

Esta pequeña
obra es el testamento literario de Marguerite Duras. En ella habla del lugar de
su escritura: la soledad, la soledad de la escritora que fue, en el entorno de
su casa de Neauphle-le-Château, donde escribió muchas de sus obras.

Escribir,
para ella, era enfrentarse a la soledad en el trabajo de la escritura. Un acto
de autodescubrimiento, “llegar a saber lo que escribiría si escribiese”. Y esa
ignorancia se colma en la obra acabada y en el trabajo de escribir desde la soledad,
de enfrentarse con uno mismo a través del texto, del lenguaje, que a la vez
revela y oscurece el sentido y la consciencia.

Al mismo
tiempo cuenta sus estancias en esta casa de campo, describe el lugar, narra
anécdotas reveladoras, expresa sus angustias, todo ello en un lenguaje poético,
como una confesión en primera persona. Reconoce que la escritura nunca le ha
faltado, le ha sido fiel, ha sido su tabla de salvación. Sin ella no sabría que
hubiera sido de ella, la constituye tal como es.

Podríamos
decir que este texto es el mejor ejemplo de la metáfora que dice que somos
hablados por el lenguaje, la lengua nos hace ser lo que somos, pues nombrar es
de alguna forma permitir que la existencia se cumpla.

La raíz de
su escritura es la soledad: “La soledad, quiere decir: o la muerte o el libro”,
la pasión se convierte en la pasión de escribir. Pero la escritura es algo que
siente prohibido para la mujer que es, por eso oculta sus textos a sus amantes,
pues entiende que un hombre no tolera que una mujer escriba.

 

 



23-12-2019

La historia como autodescubrimiento


Handke9788420676425.jpg


Peter Handke, Carta breve para un largo adiós, Alianza Editorial, 3ª Edición Madrid 2017

Escrita a
los 29 años, esta novela de Peter Handke, Premio Nobel de literatura en 2019,
es una obra de su primera época que dio un aire fresco y renovador a la literatura
en lengua alemana. Es como un libro de viaje por Norteamérica, en la que se
atraviesa el país de la costa Este al Oeste, en una huida, o a la vez
persecución de Judith, una actriz, la mujer de la que se había separado, y cuya
breve carta de despedida da título a la obra.

Siendo una
experiencia autobiográfica, la historia está contada como una obra de la beat
generation
, en el camino, desde un narrador protagonista extrañado,
alucinado, dominado por sus emociones muchas veces caóticas, pero a la vez muy
lúcido y con destellos de iluminación que se van alternando con otros de
marasmo.

La obra
tiene ya los elementos esenciales de la narrativa de Peter Handke, una forma de
contar eminentemente descriptiva, una instalación cinematográfica ante la vida,
donde el cine juega un papel esencial, no en vano la novela concluye en casa de
John Ford, en California, y el entretexto de otra novela, que el protagonista
autobiográfico va leyendo como espejo de sí mismo: Enrique el Verde.

Pero además
nos ofrece el paisaje y la vida cotidiana de una Norteamérica desconocida por
los europeos del momento, a la vez penosa y heroica, completamente ensimismada.
Porque las novelas de Peter Handke son ante todo libros de viajes por el
paisaje y la cultura de los pueblos, siempre extraños y a la vez reveladores.
Viajes vividos y narrados por un protagonista autobiográfico, que va buscándose
a sí mismo en la alteridad del paisaje, la cultura y las costumbres de los
otros. Hay un reconocimiento tácito de que los otros y su instalación
geográfica y cultural son proyecciones alucinadas de uno mismo, que siempre es
el mayor desconocido.

 

 

 



18-12-2019

Una invitación al estado de presencia


41ocPVgGAsL._SX320_BO1,204,203,200_.jpg


Jon Kabat-Zinn, El poder sanador del mindfulness. Una nueva manera de ser, Editorial Kairós, Barcelona, 2019 

Cada obra de Jon Kabat-Zinn es un remanso de sabiduría, consciencia, atención, poesía y amigable compañía. 
Su prosa, muchas veces poética, tiene muchos registros, el del terapeuta, médico, prácticante de la meditación de atención en estado presente, compañero del camino de la vida, científico, investigador, observador atento de la psicología y del estado del mundo en que vivimos, persona comprometida con su tiempo... 
No es fácil citarlas todas sin que se olviden muchas otras. 
Por eso, la lectura de sus obras es un placer al que uno se puede entregar de nuevo recibiendo un latido de maestro y a la vez de aprendiz, lleno de conocimiento e ignorante de tantas cosas, cuyo contenido no importa tanto como la razón del existir que vertebra su pensamiento, centrado en la plenitud de cada instante, no importa cuáles sean las circunstancias en las que nos veamos envueltos, y sin querer evitar lo que está ahí, que lo está para recordarnos que nuestro estado de presencia es lo esencial y permanente, y todo lo demás transitorio e ilusorio. 
La sencillez de su exposición no implica superficialidad ni abandono, sino la sabiduría de la experiencia aquilatada en profundidad, sin pretensión de dogmatismo alguno y sin querer resolver los enigmas del mundo y de la vida. 
En este volumen se hace una puesta al día de los capítulos V y VI de otra obra anterior, La práctica de la atención plena, que aunque la hayamos leído resulta nueva a nuestra curiosidad, porque en ella el pensamiento se vierte de una manera más fluida, más ágil y con referencias a la actualidad más inmediata. 
   

↓ 11-2019