TEXTOS | 06-2005 archivos

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza
↑ 07-2005

24-06-2005

ITERANCIA

Internet Explorer Wallpaper.JPG

Este bodegón de Francisco Cerezo Moreno "Cesto de granadas" (1965), nos muestra un motivo pictórico, el fruto citado, que se ofrece de varias formas: como una serie de volúmenes cerrados, dentro del cesto, o como un friso de granadas dispuestas en varias formas de apertura, que obstentan su atractivo y apetitoso manjar.

La iteración de un motivo es la base plástica que elabora este bodegón, y esa repetición no resulta monótona, sino que analiza y refuerza la singularidad de esta fruta y el carácter múltiple de sus granos, cuyo color de un rojo vivo simula un conjunto armónico de joyas vegetales de sorprendente aspecto, con una apariencia poco común entre las frutas del huerto. Un fruto cerrado pero que encierra un frágil tesoro, a modo de rareza botánica salida de un tratado de botánica fantástica.

Los textos requieren también de una cierta iterancia, y más aún los textos poéticos, que se gozan en la mención de un mismo motivo de fuertes resonancias emocionales o vivenciales.

Los textos donde el amor se adentra suelen ser así prolijos en la enumeración de efectos y estados del sentimiento y de la pasión amorosa, y el deleite de su estructura se basa también en fenómenos de iteración.

La poética de la indentidad requiere así la iterancia, la diseminación del sentido en frecuencias reiterativas. Pues el ser en su plenitud es idéntico a sí mismo, unitario y se goza en esa coherencia única. Al mostrarse el ser se diferencia, se multiplica, aparece de variadas formas, que hacen eco frecuente a la identidad, dentro del encaje de la dispersión propuesto en la diferencia.

Y así en cada grano de una granada, todos idénticos, pero al mismo tiempo todos distintos, se nos sirve un símbolo de la identidad y de la diferencia, en cuya dialéctiva se juega todo sentido. Y todo texto no es más que el potencial de este juego elevado a muestra particular. Y ese ir y venir de ambos extremos lo permite al lenguaje, construido a su vez, como sistema semiótico, a partir de una serie de factores de identificación y de diferenciación propuestos por el sistema lingüístico, él mismo un engranaje, un tejido, de identidades y diferencias.

De esta forma ser, manifestación, mundo natural, código y mensaje juegan todos ellos a la iterancia de lo mismo y de lo otro.

07-06-2005

Lenguaje texto fractal

mad_carpenter600x450.jpg

Este fractal de Paul De Celle es una sugerente muestra de las posibilidades que está desarrollando el arte basado en la exploración de la idea del fractal. Esta armazón de carpintería nos seduce por su textura y solidez.

El lenguaje es una estructura holográfica que es capaz de generar infinitos fractales en forma de textos o discursos. Los textos están organizados temáticamente en divesos niveles en los que la isotopía y la alotopía se dan la mano. La isotopía organiza diversos estratos de identidad, la alotopía organiza diversos estratos concomitantes de diferencia.

Y esta dualidad entre isotopía y alotopía permite todas las variaciones que se puedan concebir o expresar. Siendo una estructura cerrada, el texto y el lenguaje están abiertos hasta el inifinito a todas las posibilidades formativas.

Las estructuras isotópicas y alotópicas las encontramos tanto en la naturaleza como en la cultura. El ADN es un fractal bastante isotópico y constante en su organización. Como el lenguaje produce y reproduce una cadena de sentido, que da lugar a un cuerpo tejido según unas leyes dadas.

↓ 05-2005