TEXTOS | 11-2023 archivos

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza
↑ 12-2023

12-11-2023

La textura de lo inefable


mañana-y-tarde-110935.jpg


Jon Fosse, Mañana y tarde. Nórdica libros / Deconatus. Septiembre 2023

Tenemos que agradecer al premio Nobel un año más el descubrimiento de un autor, entre otros muchos dignos del mismo mérito, que de otra forma seguramente nos hubiera pasado desapercibido, pues carecemos del tiempo y los recursos suficientes para ir descubriendo escritores y escritoras que nos aporten una visión novedosa y original de una realidad que tiene muchas caras, muchos mundos y muchas formas de aproximarse a ella. 

En este caso, el agradecimiento es doble, porque Jon Fosse hubiera sido un autor de lectura imprescindible y reiterada, de haberlo conocido antes, pero que al fin y al cabo nos ha llegado. 

Uno desconfía siempre de los premios Nobel de literatura cuya obra era desconocida, y se alegra cuando el premio recae en los ya conocidos y queridos. También cuando descubre un desconocido meritorio. 

En este caso, aunque tuve la Septología en mis manos, en la Casa del Libro, preferí hacer una tentativa preliminar con Mañana y tarde, antes de aventurarme en tremendo volumen. 

Pero ha sido todo un éxito esta aproximación, porque Fosse explora con gran audacia y certeza territorios casi desconocidos, en este caso el comienzo y el final de la vida, y sobre todo los momentos posteriores a abandonar este mundo para emigrar al otro, cuando todavía creemos estar vivos y nos aferramos a él, y de hecho lo estamos, pero de otra manera. 

Para tener un paralelismo equivalente tendríamos que recurrir a la literatura espírita, que más bien son confesiones doctrinales, o al Pedro Páramo de Juan Rulfo. Pero estas referencias se quedan cortas para entender, de antemano y sin leer la novela de la que hablamos. 

La obra nos adentra en el misterio de una forma sencilla y natural, y así nos conmueve profundamente, pues nos deja sin defensas al tantear zonas de nuestra consciencia muy profundas. 

Después de esta lectura preliminar, ya es un gran placer el adentrarnos en la Septología y asistir no a la muerte, sino a la disolución del yo en la propia consciencia. 

Pues de eso se trata, de explorar el mundo inefable de la consciencia y hacerlo conmoviendo sutilmente a los lectores o lectoras que se quieran dejar conmover. 

07-11-2023

Texto memoria


Naci.webp


Georges Perec, Nací. Textos de la memoria y del olvido, (Je suis né, Ed. du Seuil 1990), Anagrama, Traducción Diego Guerrero, Barcelona, ​​2022

Tras buscar en vano en una librería algún título de Jon Fosse, el reciente premio Nobel, me encontré con sorpresa este Nací de Georges Perec, finalmente traducido. 

Me acuerdo (Je me souviens) del París de Perec, de haber visto por fuera las casas donde vivió, el barrio donde pasó su infancia, cuya casa fue demolida. 

Me acuerdo de haber buscado sus obras en las librerías y haber leído alguna de ellas en el Café de la Mairie donde la escribiera, en un alarde situacionista. 

La lectura de esta recopilación de diez de sus trabajos breves, y casi olvidados, ha supuesto un reencuentro con el trabajo de la escritura como recuerdo y memoria a la que se dedicó principalmente, en un intento de recuperar su infancia, aunque sea la de su fuga del hogar de sus tíos donde vivían, recorriendo las calles y plazas de París y las estaciones del metro. 

Recordar también el salto en paracaídas, narrado de viva voz y algo ebrio en una reunión de escritores, y cuya grabación ha sido transcrita. 

Recordar las 37 cosas que hubiera querido hacer antes de morir, y de cuya lista habría muchas por tachar. 
El vano intento de escribir los sueños y la posibilidad de convertir el texto en un sueño más coherente que el sueño mismo. 

Los proyectos literarios que relata a Maurice Nadeau en una carta dactilografiada por él mismo, muchos de ellos imposibles o inacabados, junto a Las Cosas o a La Vida instrucciones de uso, concebidas como fragmentos de obras más amplias. 

Son entre otros los pasajes de la escritura de alguien que se convirtió en escritor sin saber por qué, de la misma forma que fue judío sin que ello represente otra cosa que un hecho biográfico que marcó su vida de afortunado superviviente. 

Sin duda alguna Georges Perec nació y si bien su Desaparición fue un hecho, sabemos que es posible reencontrarnos con él, como uno de Los que vuelven


↓ 10-2023