TEXTOS | Elogio del texto

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza

Fri 05-07-2024 09:20 AM

Elogio del texto


Manifiesto.jpg


Irene Vallejo, Manifiesto por la lectura, Madrid, Siruela, 2021

Este Manifiesto por la lectura fue redactado por Irene Vallejo en 2020, por encargo de la Federación de Gremios de Editores de España, y sus derechos de autor fueron donados para el apoyo de proyectos e instituciones que tengan esta finalidad. 

En esta edición es un lindo librito de pasta dura y recio papel cuya imagen acompaña muy bien la idea que contiene: hacer un elogio del libro y de la lectura desde una perspectiva humanista en la que desde el Renacimiento y la Ilustración se ha venido insistiendo, la capacidad que tiene el texto escrito, editado, publicado y difundido de forma libre y creativa para el disfrute de todos los que así lo prefieran. 

El lenguaje escrito está en la aurora de toda civilización y su plasmación en diversos soportes, que estén al alcance de una sociedad ampliamente letrada, es un logro y una muestra innegable del grado de desarrollo de la tecnología del cifrado y la transmisión del pensamiento. 

Una tecnología aparentemente sencilla, pero muy sólida y consolidada, que ha tardado siglos en conformarse, difundirse y arraigarse y que la propia autora ha ilustrado muy bien en su encarecida obra El infinito en un junco. 

Los libros son frágiles pero al mismo tiempo perdurables, si la ignorancia o la locura no hace mella en ellos, como tantas veces lo ha hecho, dan alas al conocimiento y a la imaginación, construyen mundos, contienen voces fantasmales, ideas de todo tipo, muchas veces extravagantes, dejan constancia de lo que fuimos o quisimos ser, contienen peligros imperceptibles y constituyen la materialización de un milagro, el de la lectura, que hay que salvar si queremos salvarnos también todos. 

Por eso, este manifiesto por la lectura nos pone delante el hecho de que es en el espejo del texto donde nos reconocemos y reconocemos la realidad de nuestra mente y sus mundos posibles. 

Y como dijo Federico García Lorca, citado por Irene Vallejo, en la inauguración de la biblioteca de Fuente Vaqueros, en septiembre de 1931: 
“Muchas veces un pueblo duerme como el agua de un estanque un día sin viento, y un libro o unos libros pueden estremecerle e inquietarle y enseñarle nuevos horizontes de superación y concordia”. 

Comentarios: