TEXTOS | Meditación como vacío y silencio

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza

Thu 29-01-2015 01:19 PM

Meditación como vacío y silencio


Krishnamurti 001 copia.jpg

Krishnamurti
ha experimentado la meditación como el éxtasis del vacío, como el silencio del
cerebro y de todo pensamiento. La meditación no es una guerra ni un conflicto
entre lo que es y lo que debería ser, no es un control ni una evasión, es la
consciencia lúcida de la totalidad sin límites ni restricciones. En la
meditación no hay control del pensador sobre el pensamiento, porque ninguno de
los dos existe. Solo hay un ver sin observador, que proviene del vacío, un
vacío sin causa.

La meditación es el movimiento del amor, pero no el amor a uno o a muchos, sino
como el agua que se puede beber sin límites. El amor es meditación.
La
meditación es comprensión explosiva. No hay comprensión sin el conocimiento de
uno mismo. Aprender acerca de sí mismo no es acumular conocimientos; aprender
es de instante en instante, como lo es el comprender. Este proceso total de
aprender es la cualidad explosiva que hay en la meditación. 
Meditar es vaciar la mente de todo
pensamiento, vaciar la mente de lo conocido. Esto no lo puede hacer el
pensamiento, la mente no puede vaciarse de lo conocido por medio del deseo.
La meditación
no es un medio para un fin, la meditación es un movimiento en el tiempo y fuera
del tiempo. El florecer de la meditación es bondad.
La
meditación saca a la mente de la existencia estrecha, limitada, y la libera
hacia una vida intemporal en eterna expansión.
La
meditación es un viajar por el mundo del conocimiento, habiéndose liberado de
él, un penetrar en lo desconocido. 

Comentarios: