TEXTOS | Los Barahona, una familia de artistas

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza

Sun 06-11-2011 04:51 PM

Los Barahona, una familia de artistas

galeria-03m[1].jpg

Galería de Arte La Zubia, Manuel, Luz y Antonio Barahona, dos generaciones de artistas, desde el 3 de noviembre de 2011

Es un fenómeno poco frecuente encontrar hoy toda una familia de artistas, como era posible hallar en algunas familias del Renacimiento y del Barroco italianos.

Son tres pintores del paisaje natural y urbano, de naturalezas muertas también, con tendencias y atmósferas diferentes, matices de una misma visión precisa y sobria del mundo cotidiano, en su sencilla elocuencia.

El padre, Manuel Barahona, pinta paisajes andaluces poblados de trabajadores de la tierra, siempre con sus rostros hundidos en sombreros protectores de un sol de justicia. Sobre el fondo de un paisaje que se pierde en la distancia de una perspectiva aérea, destacan las figuras entregadas a la faena sencilla y natural, en la que las máquinas están completamente ausentes. Sus cuerpos parecen moverse, pesan y expresan la entrega a una labor llena de sobria dignidad. La pincelada es certera, define la forma y el color al mismo tiempo, imprime dinamismo e intemporalidad sin halagos.

La hija, Luz Barahona, se empeña en reflejar el volumen de las formas de casas y calles que hablan, con un mudo lenguaje, de un pasado que conmueve y a veces inquieta. Sus bodegones, sencillos, están iluminados por la luz de un misterio que la contemplación de los mismos nos invita a descifrar.

Antonio Barahona, el hijo, se empeña en reflejar el realismo sobrio de los objetos más sencillos, en las calles de pueblos habitados por la vida de macetas sin testigos, que nos permiten interiorizar nuestra sensibilidad y penetrar en los paisajes recónditos de nuestra alma. Se muestra en él la huella de su maestro Antonio López, en el que no hay ninguna concesión que no sea al descubrimiento de uno mismo en el reflejo de un instante. Su pintura nos abra una puerta directa a nuestra intimidad metafísica.

Comentarios: