TEXTOS | Enumeración caótica

Weblog de Manuel Cerezo Arriaza

Wed 02-06-2004 10:06 AM

Enumeración caótica

order_and_chaos.gif

Curiosa obra de Escher Orden y caos en la que un conjunto de objetos heterogéneos y descalabados se agrupan en torno a otro que representa la integración de los sólidos platónicos, el máximo orden geométrico. De esta forma la máxima coherencia organizada se ponen en relación con la incoherencia del desecho, del objeto roto, inútil o inservible que acaba siendo depositado en un vertedero. Estos objetos toman contacto con el los sólidos platónicos por medio de la imagen que se espeja en ellos, de esta forma el caos y el orden se tocan.

Los términos orden y caos forman una antinomia que podemos contemplar en muchos aspectos del universo y de la vida social y humana. De tal modo que se ha desarrollado toda una Teoría del caos. Parece que en todos los sistemas organizados hay algún momento o porcentaje de desorden, que permite reorganizar el sistema, hacer que este cambie y se transforme o se adapte a las nuevas circunstancias. Un orden total y absoluto sin asomo de caos es poco útil y más bien desaconsejable, de hecho no suele darse en la naturaleza como tal.

En los textos hay también una cierta tensión entre orden y caos, como la hay en el propio sistema lingüístico, donde hay muchas analogías pero también anomalías que señalan los puntos de ruptura y transformación. El lenguaje poético es una manifestación del sistema lingüístico donde este adquiere uno de los niveles de mayor coherencia en todos los planos: semántico, sintáctico, fonológico y pragmático. Ahí se aprecian las simetrías, los equilibrios, las marcas de ritmos y estructuras ordenadas. Algunas estructuras métricas cerradas, como el soneto, contribuyen a esa organización externa del discurso.

Pero la poética contemporánea ha creado un discurso más aleatorio, intuitivo y abierto, tanto en sus manifestaciones semánticas, como morfosintácticas. Uno de los procedimientos de introducción del caos en los textos literarios contemporáneos ha sido mediante la desorganización del orden lineal, la alteración de registros, la mezcla de géneros, y ese procedimiento llamado "enumeración caótica".

La enumeración caótica es además una enumeración incompleta que nombra en una misma serie a objetos, realidades, ideas, o sentimientos heterogéneos, que obeden a diversos órdenes y categorías. Se ha empleado en pasajes descriptivos donde el caos estaba ya en la realidad descrita, como en este cuadro de Escher, y el lenguaje lo que hacía era no disimular ese desorden. Pero se ha utilizado también en enumeraciones mixtas de sentimientos contradictorios, circunstancias diversas y cosas múltiples. Con eso se da una sensación de variedad, de aleatoriedad, de apertura (en un sentido creativo), o también de destrucción, pérdida o desaparición de un orden anterior o hipotético.

No es casual que la enumeración caótica sea contemporánea de la teoría del caos. En ambos casos el caos un estadio de reorganización del sistema, un intento de búsqueda de un mejor equilibrio, y desde luego un fenómeno cosignificante del orden, la otra cara del orden. Ambas nociones son complementarias y el concepto de una es dependiente de la otra. Conciliarnos con cierto caos es una necesidad en este mundo cambiante en el que vivimos. Caos y orden ¿hacia dónde caminamos?

Comentarios: